La copa empleada debe ser de boca ancha y además estar perfectamente limpia sin el menor rastro de materia grasa.

Debe servirse a una temperatura de 3-5 ºC y verter el contenido a una altura de aprox. 15 cm sobre el extremo de la copa para hacer que el anhídrido carbónico luzca con todo su esplendor.

Disfrutar de su vistoso color oro y apreciar su aroma floral característico.

Saborearla con un primer trago intenso y a continuación mediante tragos moderados.